Proyecto Cosecha Azul
14 enero, 2019

Reposición de la huella hídrica, a través de la conservación de ecosistemas boscosos en las Cuencas Río Grande y Río Piraí de Coca Cola.

UBICACIÓN DEL PROYECTO: Municipios de El Torno, Samaipata, Vallegrande, Moro Moro, Pucará y Postrervalle.

ANTECEDENTES: Las cuencas hidrográficas de Río Grande y Río Piraí, de 57.000 km2, son las cuencas más importantes de Bolivia, suministrando agua potable a 2 millones de habitantes en Santa Cruz de la Sierra y agua de riego para la producción agrícola en todo el Departamento de Santa Cruz.

La deforestación en la región de altitud media de Bolivia ha contribuido a estas cuestiones y se encuentra en aumento. En las áreas de cuenca baja de los valles de Santa Cruz, el pastoreo del ganado afecta aún más la calidad y la cantidad del recurso hídrico.

Este proyecto, enfocado en la implementación del esquema de conservación de bosques y fuentes de agua “Acuerdos Recíprocos por Agua” (ARA), busca revertir ese ciclo vicioso. Los ARA son versiones de conservación basada en incentivos que ayudan a los propietarios de tierras de cuenca alta a manejar de manera sostenible sus bosques y el recurso hídrico para beneficiarse tanto a ellos como a los usuarios de cuenca baja.

Los ARA en palabras simples, son acuerdos de reciprocidad entre los que viven donde se produce el agua cuenca arriba y los que se benefician del agua cuenca abajo. Las comunidades cuenca arriba que deciden conservar sus bosques y proteger sus fuentes de agua del ganado, reciben incentivos productivos (árboles frutales, tubos de irrigación, colmenas, asistencia técnica).


OBJETIVO GENERAL: Reponer 1.6 millones de m3 de agua a los acuíferos de Santa de las Cuencas Río Grande y Río Piraí.

ACTIVIDADES:
  • Consolidar fondos de agua manejados por cooperativas de agua, para facilitar y captar inversiones para la conservación de las cuencas altas.
  • Establecer acuerdos de conservación y proporcionar a los agricultores inscritos, paquetes de compensación para compensar el costo de sus actividades de conservación.
  • Firmar contratos de conservación con los propietarios locales de tierras para proteger 13.910 hectáreas de bosques de cuenca alta y excluir al ganado de las riberas de los ríos mediante la construcción de cercas.
  • Construir y mantener sistemas rurales de abastecimiento de agua para asegurar que los usuarios de cuenca baja se beneficien de agua potable en cantidad suficiente.
  • Recopilar datos hidrológicos y realizar modelos para cuantificar mejor el impacto real de la conservación de cuenca alta; en el flujo base, las tasas de infiltración y la recarga del acuífero.